Ensayo sobre el silencio

“Muchas veces me he arrepentido de haber hablado, pero nunca de haber guardado silencio”
Publio Siro

Nuestro país, ese México del que odiamos tantas cosas… ese México que juramos, con la mano en el corazón, amar y por el que daríamos la vida, del que amamos su gente, sus recursos, su alegría, sus fiestas… pero odiamos tantas cosas.

Basta escuchar a quien sufre, a quien no se le dan oportunidades, a quien pierde el esfuerzo de toda su vida en un segundo a manos de la injusticia.

Basta escuchar el llanto de los extorsionados, de las madres que lloran cada noche al ver a sus hijos durmiendo sobre el suelo, tapándose con cartón, ese llanto de impotencia; o el llanto silencioso de la mujer que cuenta lo que ganó en el día, lo que ganó gracias a la lujuria de tantos y tantos hombres a los que se alquiló para poder tener la esperanza de que sus padres, vencidos por la vida y por los años, sobrevivirán a esas enfermedades incurables que les aquejan…

Sí, odiamos ese México, tanto lo odiamos que incluso pretendemos ignorar que existe, que está más cerca de lo que creemos.

Hablamos de tantas cosas, levantamos la voz para reclamar que merecemos otra calificación, reclamar que merecemos ir a la fiesta, reclamar que nuestra comodidad se ve afectada, pero… ¿Qué decimos del México que odiamos?, ¿cuándo hemos hablado a su favor? Sólo en cuchicheos lo denunciamos, sólo con los más cercanos a nosotros, sólo con nosotros mismos…

Y siempre escuchamos “por eso México está como está”, a veces incluso con aire resignado, pero ¿qué hacemos para que no “esté como está”?. Casi siempre,  esa frase va acompañada por la también conocida “es que nadie hace nada”, a la que sólo nos faltaría agregar la todavía más patética: “y si nadie hace nada, ¿por qué tengo que hacerlo yo?”… ¿por qué tenemos que hacer algo nosotros?

“Muchas veces me he arrepentido de haber hablado, pero nunca de haber guardado silencio”, qué buena frase ¿no? Pero yo me pregunto ¿será cierta? ¿de verdad uno nunca se arrepiente de guardar silencio? Tal vez tenga razón, tal vez no debamos decir nada, tal vez debamos callar las injusticias, tal vez debamos dejar que la vida siga, tal vez debamos dejar que tanta gente sufra… total ¿a nosotros qué? Nuestra vida es cómoda, pero… ¿y si debiéramos hacer algo? ¿y si debiéramos levantar la voz? Gandhi una vez dijo “Mañana tal vez tengamos que sentarnos frente a nuestros hijos y decirles que fuimos derrotados… Pero no podremos mirarlos a los ojos y decirles que viven así porque nunca nos atrevimos a luchar”.

JP Peter Pan

abril 2009

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: